¿Cómo pedir en la barra de un festival sin morir en el intento?

Tras hablar de cagar y de ligar, otro de los imprescindibles de festivales es pedir bebida en la barra imposible.

¿Cuántas veces te has hartado de esperar la interminable cola de una barra para pedir?, o ¿has sido recibido a empujones por el resto de asistentes que, como tú, quieren conseguir esa ambrosía que venden los camareros?, o lo que es peor, ¿te han tirado la copa nada más pedirla? La última cuestión ha sido objeto de estudio por Murphy y sus famosas leyes, porque si tienes un vaso lleno en un festival, parte del contenido te lo van a tirar a ti o se lo van a tirar ellos encima al darte.

A nosotras también nos pasa por ello vamos a dar 5 trucos para que la próxima vez consigas salir victorioso de la barra con una bebida en la mano, las vueltas en la otra y el pecho henchido de felicidad y orgullo:

  1. Buscar una barra lejana: El momento más solicitado de las barras es en el intervalo entre un concierto y otro, especialmente en los festivales pequeños con dos o tres escenarios en los que lo único que puedes hacer en ese tiempo es ir al baño, reencontrarte con amigos e ir a las barras de bebida o comida. Consejo, si el siguiente grupo toca en el escenario B, lo mejor será acudir a una barra próxima al escenario A. Sí tendrás que andar más y probablemente te dé mucha pereza porque piensas que tardarás más que esperando en la que estás. Pero NOOOOO. Camina un poco, y podrás pedir sin empujones, pisotones, ni malos alientos en la cara.
  2. Una gran sonrisa y paciencia: En resumen, conseguir que todos piensen que lo primero que hiciste al levantarte fue tomar un buen tazón de All Bran y eres la persona más feliz del mundo. Seguramente así los de tu alrededor no te odien por los empujones que te verás obligado a darles cuando la masa de gente te empuje, y el o la camarera te harán más caso. Dientes, dientes que eso es lo que les jode.
  3. Hacerte amigo de alguien que vaya a pedir antes que tú: ¿Cuántas veces no se ha acercado alguien por detrás para pedirte que pidas su bebida también? Pues esto es un camino en ambas direcciones, también puedes intentar hacerlo con la gente que tengas delante, especialmente si solo vas a pedir dos cosas y das con alguien muy simpático. Una vez más, una gran sonrisas nunca ha hecho mal a nadie. En caso de que no funcione a la primeras solo quedará seguirlo intentando, o esperar.
  4. Aliarte con los de tu lateral para trabajar en equipo: Hay ocasiones en las que el problema de la saturación de una zona de la barra concreta es la organización que tienen los camareros. El consejo A sería ponerte en una zona en la que veas que hay alguien -evita las esquinas-, el consejo B es unirte a quiénes tengas a ambos lados para llamar la atención del camarero antes y pedir todos juntos. Ya sabéis, si no puedes con ellos únete o el pueblo unido jamás será vencido, ambas son aplicables cuando de problemas para conseguir alcohol se trata.
  5. Esperar a que haya pasado la mitad del concierto: En el primer truco quedaba claro que en los intervalos es cuando más gente va a pedir a la barra, el consejo es claro entonces, espera un poco y ve a la mitad. Probablemente solo te pierdas media canción en lugar de la primera media hora, parte del pelo, los dedos de los pies, las ganas de vivir y los nervios.

Ahora bien, si con todos estos trucos sobre la mesa no consigues alcohol rápido, no podemos ayudarte más que dándote unas palmaditas en la espalda de ánimo y diciéndote que si nos ves en algún festi nos avises para aliarnos en la barra.

 

1 comentario sobre «¿Cómo pedir en la barra de un festival sin morir en el intento?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *