¡Vivamos como galegos! – O Son Do Camiño 2018

Santiago de Compostela estrena festival, ¡saludos a la nueva capital del rock!

Entre los días 28 de junio y 1 de julio se ha celebrado en Santiago de Compostela la primera edición del festival O Son Do Camiño. Este primer encuentro musical en el Monte do Gozo llegaba cargado de promesas. Con una organización especializada en grandes eventos como este, al que se suman otros festivales como Resurrection Fest o Atlantic Fest, la creación de esta ‘canción del camino’ nace precisamente para promocionar uno de los principales atractivos turísticos de Galicia y de la ciudad de Santiago, el Camino de Santiago, y en especial el Xacobeo 2021.

Con esta idea clara en la mente hay que destacar el bajo coste de sus abonos, entre 40€ y 70€, debido a que la Xunta de Galicia corrió con la mayor parte de los gastos. Lógicamente, las entradas se agotaron a las pocas horas y la publicidad a Galicia, y a todas las posibilidades que esta bella Comunidad Autónoma ofrece, plagaban el recinto del festival.

Un recinto perdido en el monte
Santiago de Compostela desde el Monte do Gozo

La música era el principal protagonista -aunque la lluvia se esforzó por robárselo-, por lo que el cartel plagado de nombres internacionales, nacionales y locales era de los mejores del año. Divididos en dos escenarios, todos los artistas se rotaban de uno a otro para permitir que no hubiese silencios incómodos entre unos grupos y otros.

Esta división en dos enclaves fue uno de los grandes aciertos del O Son Do Camiño, pero también ha sido uno de sus grandes problemas. Al no tener un tercer escenario en el que dividir a los espectadores, los accesos de uno a otro provocaban embotellamientos y agobios, una situación que podía haberse tornado en peligrosa en cualquier momento si la gente pierde la calma. Pero este es el único pero que le pondríamos al recinto, y es que contaba con una infinidad de baños para todos los públicos, barras de bebida y comida y puestos de cambio de Tuents -la moneda del festival-, un diez para la organización.

Hay que destacar que, mientras que el escenario «pequeño» o secundario contaba con un césped maravilloso para contemplar a los grupos sin cabezas por delante, el principal está situado en un auditorio, lo que también permitía contar con una pista para disfrutar al máximo y una grada para ver sin problemas y bailar sin agobios. Todo un acierto de ubicación.

¿Y la música?
The Killers en directo en el O Son Do Camiño 2018

Tres días de música con The Killers, Mando Diao, Lenny Kravitz y Martin Garrix como los mejores sin lugar a dudas. Con puestas en escena muy trabajadas y pensadas, todos ellos consiguieron que el público bailase y cantase hasta quedarse sin voz.

La banda capitaneada por Brandon Flowers tenía el reto de ser el primer cabeza de cartel en abrir el festival y no defraudaron con un show lleno de luces y color ,en el que temas como ‘Human’, ‘Runaways’, ‘Read My Mind’ o la siempre maravillosa ‘Mr. Brightside’ nos dejaron sin palabras. Junto a ellos, el jueves 28 pudimos disfrutar de los escoceses Franz Ferdinand -¿quién no ha cantado ‘Take Me Out’?-, del ritmo alegre de Carlos Sadness y del espectáculo de Rufus T. Firefly, entre otros.

Mando Diao en directo en el O Son Do Camiño 2018

El protagonista del segundo día fue Jamiroquai, dejando a todos sus fans sin palabras aunque su espectáculo pecaba de falta de ritmo para los seguidores menos dedicados, agotador es la palabra. Muchos optaron por cerrar su jornada durante ese concierto y otros tantos aguantaron con la promesa de disfrutar de la poesía y la diversión de La M.O.D.A., otros de los grandes del día. Cabe señalar también las propuestas de Residente -sí, cantamos ‘Atrevete te te’-, los instrumentales Toundra y los sorprendentes Two Door Cinema Club .

Lenny Kravitz en directo en el O Son Do Camiño 2018

Cerrando el festival llegamos al tercer día en el que Arce fue uno de los protagonistas de la jornada antes de dar paso a Novedades Carminha, un auténtico icono dentro de Galicia que ya se han abierto paso por el resto de la península, y en este festival ha ganado miles de adeptos. Morgan, Mando Diao y León Benavente nos hicieron calentar motores antes del plato fuerte de la noche, Lenny Kravitz. El estadounidense no dejaba indiferente a nadie con algunos de sus temas más conocidos como ‘American Woman’, ‘Fly Away’ o ‘Again’. Tras él llegaba el trapero C. Tangana, para muchos un ídolo de masas y para otros el momento perfecto para cenar y librarte de sus rimas machistas.

Martin Garrix ponía el broche final a tres días fantásticos de música y lluvia, las más de 30.000 personas que abarrotaban el escenario principal botaron al ritmo de ‘Once More Time’, ‘Animals’ o ‘Waiting for Love’, grandes temas de la adolescencia o juventud de muchos de los allí presentes.

Dormir, ¿eso qué es lo que es?
La entrada al camping del O Son Do Camiño 2018

Como en todo buen festival los asistentes tienen la opción de buscar un alojamiento en la ciudad por cuenta propia -con un autobús lanzadera que les traslada hasta el centro de Santiago- o un camping. Las ventajas de descansar bajo techo son conocidas por todos, pero las desventajas en este caso pasaban por las aglomeraciones a la hora de coger los buses, la hora de finalización del servicio -el último día muchos se vieron obligados a bajar andando ante la ampliación del concierto de Martin Garrix y la no modificación del final del servicio-, y la pereza que da emprender un viaje que en algunos casos puede ser de entre media hora y una hora.

En el lado del camping hay que destacar la gran labor de la organización al dividir a los asistentes por parcelas, liberando así los pasillos, y permitiendo un caos organizado. También la colocación de baños por todo el perímetro, una barra de bar y de comida dentro del propio camping y un supermercado. Confieso que me enamoré del supermercado nada más verlo porque sus precios no distan mucho de los de una tienda situada en Santiago, o en cualquier ciudad española, pero no hay que ir cargado más tiempo del necesario. Las duchas estaban situadas en el albergue anexo y el único punto negativo que se les pueden poner es la larga cola que hay que hacer para acceder a ellos -sobre todo si eres mujer-, porque estaban en un estado casi perfecto.

Primera edición, pero no será la última
Atardeceres desde el O Son Do Camiño 2018

Como ya hemos dejado claro, a la organización del O Son Do Camiño 2018 se le pueden poner pocos peros. Sí, nadie es perfecto, pero todos aprendemos de los errores y de las críticas. Desde el principio, los responsables de comunicación han estado en contacto con los asistentes para informarles de los cambios pertinentes o responder a sus dudas.

En el propio camping o recinto, los trabajadores ayudaban en todo lo que podían y aguantaban con estoicismo -y algunos de ellos con mucho humor- las largas horas de trabajo. Es más, el segundo día hubo alerta de tormenta eléctrica, y la organización avisó a todos los asistentes del camping de la situación recomendando salir de las tiendas y alejarse de los árboles más altos durante la duración de la misma.

Cuando las cosas se quieren hacer bien se pueden conseguir, el O Son Do Camiño comienza su andadura este año pero esperemos que aún le quede un largo recorrido. Galicia necesitaba un festival así. Santiago necesitaba un festival así. Un encuentro a la altura de otros más asentados como el Primavera Sound en Barcelona, el BBK en Bilbao, o el Mad Cool en Madrid.

¡Vivamos como galegos!

 

1 comentario sobre «¡Vivamos como galegos! – O Son Do Camiño 2018»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *