7 formas de ligar en un festival que no son Tinder

ligar en un festival
Supervivencia festivalera

7 formas de ligar en un festival que no son Tinder

Tinder, Grinder, Wapa… Demasiado fácil. Esto va de ligar en un festival a la vieja usanza.

¿Todo lo que necesitas es amor? ¡Y una porra!* Cuando vas a un festi necesitas ibuprofeno, Clínex, tiritas y todas esas cosas que comentamos aquí. Lo de encontrar a tu media naranja es más bien secundario. Sin embargo, no hay que obviar el hecho de que hay grandes historias de amor se han forjado entre conciertos, pogos, barras a rebosar y tardes de camping.

Si además de disfrutar de la música y pasarlo en grande tu objetivo es pillar cacho, olvídate de Tinder. Despilfarrarás batería y no disfrutarás del momento. Lo bueno de ligar en un festival es que aún predomina lo analógico. Si colapsas solo de pensar en cómo era la vida antes de Internet, te damos unos cuantos consejitos.

Fíjate en su camiseta

Los festis son un buen lugar para declarar a los cuatro vientos tus preferencias musicales, cinéfilas o seriéfilas a través de un trozo de tela. Si observas, parece una competición entre quién presenció la mejor gira de Metallica, conoce al artista más underground o es más friki de Rick y Morty . Si el dibujito coincide con tus gustos,  ya tienes tema de conversación para romper el hielo. Si además el grupo que luce es desconocido y da la casualidad de que también les has escuchado, la primera cerveza está asegurada.

ligar en un festival
Lo que un buen riff de guitarra une que nadie lo separe.

 

Pregúntale si tiene fuego

Vale, es un clásico. Pero si una cosa funciona, ¿para qué cambiarla? Comprueba también si ha conseguido colar comida o alcohol. En caso afirmativo ¡bingo! Interésate por cómo lo ha hecho ¿A quién no le gusta dárselas de héroe o heroína narrando  cómo ha conseguido burlar a la seguridad del recinto?**

ligar en un festival
Escucha con atención cómo ha colado el bocata, puede ahorrarte unos eurillos.

 

Inicia un pogo e incluye a esa persona

Saber cuándo empezar un pogo es un arte que merece otro artículo aparte (lo habrá). No sirve cualquier festival. Imagina a lxs indies de turno formando una olla en el Primavera Sound o el Dcode. Puede que si les preguntas qué es un pogo te respondan “ah sí les he escuchado. No están mal”. En definitiva, tienes que saber cuándo hacerlo y comenzarlo de buenas, con empujoncitos buenrolleros. A no ser que tenga pinta de punkarra con ganas de marcha. Entonces, sálvese quien pueda.

ligar en un festival
Lo malo es cuando pierdes a tu ligue de vista, lo cual puede suceder con una posibilidad del 90%.

 

Tarjetas de visita

Normalmente, cuando no estamos haciendo el cabra en un conci o bebiendo hasta decir basta, somos gente de respetar. Estudiamos, trabajamos, ambos o luchamos por encontrar un oficio digno. Si estás en el segundo grupo es posible que tengas tarjetas de visita o contacto (si no, puedes creártelas). Llévate algunas y repártelas entre esas personas a las que has echado el ojo. La clave es que tengan tu número de teléfono para que puedan escribirte pasadas unas horas o el día siguiente. Lo de la tarjeta es tan anómalo que si la atracción es mutua, seguramente se acuerden de ti y se la guarden. Lo que pase después es cosa vuestra.

ligar en un festival
Lo malo del truco de las tarjetas es que funcione y no te acuerdes de a quién se la entregaste.

 

En el Camping

Si el festi al que vas es de acampar, tus posibilidades de compartir tienda con alguien aumentan. Por mucho que prepares el asentamiento, siempre faltará algo: un martillo para las picas, taburete, un cortavientos extraviado… Y nada mejor que pedir prestado a lxs vecinxs para una primera toma de contacto. El clásico ¿me dejas un poco de aceite/huevos? pero en versión destroyer.

ligar en un festival
Aunque no ligues se convertirán en tus «festiamigos» durante el tiempo que dure la aventura.

 

Invita

Puede que seas tú quien tenga que estar pendiente de si le falta algo a tu fichaje. En caso contrario, llévate unas cartas o juego y sugiere a esa persona y su séquito que se una porque os falta gente para hacerlo bien. Si encima tienes una cachimba, no hará falta que digas nada, se acercará a ti como las moscas. Te arriesgas a que te llenen la boquilla de babas, que te la rompan o quedarte sin tabaco pero eh, quien no arriesga no gana y a más de un colega le ha funcionado.

ligar en un festival
El problema es cuando al terminar el festi revisas tu cuenta bancaria pero bueno, ese es otro problema.

 

Disfraces

Es lo mejor que puedes hacer en un festi, garantizado. Después de perder la noción del tiempo comiendo a las cinco de la tarde y cenando a las nueve de la mañana, ¿qué más te da hacer el gamba? Si encima es grupal (Star Wars, Cazafantasmas, La Casa de papel), el nivel de másmolosidad se dispara más que las acciones de Facebook cuando Mark Zuckerberg compra la app de turno. Si vas en solitario tienes que currártelo incluso más. Mira el Yisus del Resurrection***, es toda una leyenda. En definitiva, no tendrás que buscar el amor, este vendrá a ti para decirte que eres la hostia. Y si no lo hace, es que no es la persona con la que tienes que estar.

ligar en un festival
Reconócelo, siempre has querido ir de Soldado Imperial. Protección contra pogos punkarras y vómitos inesperados garantizada.

 

*No acabamos de salir de la Casa de la Pradera, es que no queremos que Facebook o Google nos censuren.

**No queremos incitar al tráfico de alimentación y bebidas, solo dejar claro que si existe la necesidad de hacerlo es por los precios abusivos de algunos eventos. No lo decimos nosotras, sino FACUA.

***Un grande. EL MESÍAS.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *